Buenos días!

El post de hoy es un poco diferente…hoy os propongo que hablemos de seguridad, seguridad en las sesiones de recién nacido.

Se trata de uno de los temas que más importancia debería tener y que curiosamente pasa muy desapercibido. Y esto es algo que cada día me preocupa más, me preocupa en mi trabajo y me preocupa lo que veo..

Estamos hablando de bebés de pocos días de nacidos, personitas frágiles y aún en formación que deben ser tratados con extrema delicadeza. Los movimientos deben ser los justos y sobretodo deben hacerse con conocimiento, sabiendo cómo sí y sobretodo cómo no…dónde sí y sobretodo dónde no…respetando en todo momento el cuerpo del bebé y sus ritmos.

No se trata de colocar al bebé o manipularlo de forma arbitraria, el arte de la fotografía de recién nacidos necesita mucha NO, muchísima formación y práctica para que el fotógrafo pueda  llegar al punto de tener la experiencia suficiente para poder tratar y trabajar con bebés tan pequeñitos.

Me horroriza ver cómo internet y muchos otros escaparates empiezan a llenarse de fotos de bebés en posturas peligrosas, otras en las que se ve claramente que el bebé es tratado como parte del atrezzo e incluso hay fotógrafos que no miden los riesgos y utilizan materiales o decoración que pone claramente en riesgo la seguridad del recién nacido.

Por eso desde aquí quiero hacer una petición a todos los padres y futuros padres:

A la hora de escoger a vuestro fotógrafo tener en cuenta que estaís poniendo en sus manos a vuestro pequeño tesoro.  Informaros bien, investigar y buscar a un profesional basandoos en su formación y en su experiencia. Un portfolio puede ser precioso, maravilloso, tener muchos años trabajando con parejas o niños mayores, pero un recién nacido es una asignatura nueva, una hoja en blanco. Para trabajar con ellos se debe uno formar, aprender, practicar antes de lanzarse a una sesión en solitario y eso vosotros como padres deberíais tenerlo muy presente. No os corteís a la hora de preguntar, estaís en vuestro derecho.

Os pongo un ejemplo:

Lleva circulando por internet el video de una sesión de fotografía newborn y en él se muestra cómo la fotógrafa busca conseguir una postura, ésta en concreto:

fotografía de recién nacidos

 

En el video se ve cómo la fotógrafa coloca al bebé sin ninguna ayuda ni soporte y lo que es peor:  lo deja solo!  Lo deja aguantándose solo la cabeza mientras ella se retira para hacer la foto en una postura claramente peligrosa. Eso esta MAL! muy mal! Dejar al bebé aguantar por sí solo su peso es peligroso tanto para: su columna, sus muñecas, su cuello, sistema nervioso etc… por no entrar en más detalles….

Como vereís a continuación esta postura nunca y digo NUNCA debe intentarse sin ayuda ya sea de un spotter o de los padres (en este caso debo agradecer a mis compi Amparo, esa mano tan fotogénica es suya 😉  )

Como podreís ver para conseguir esta foto nos valemos de un montaje de 2 fotos en las que el bebé está correctamente atendido:

fotografía recién nacidos

fotografía newborn

Las familias que han tenido una sesión conmigo saben que además de que trabajo a un ritmo muy pausado sin forzar para nada al bebé y sin intentar posturas que éste no acepte, una sesión de recién nacido requiere muchísimo tiempo, concentración y dedicación por parte del fotógrafo. En estos casos no deben existir las prisas y eso todos los fotógrafos (con experiencia) de recién nacidos lo sabemos.

Si teneís alguna duda o quereís preguntarme algo relacionado con este tipo de fotografía estaré encantada de leeros!

Y otra vez y aún a riesgo de ser pesada….SEGURIDAD ante todo! Que estamos hablando de vuestros hijos!!

Felíz día!